Preparación Sencilla y Sin Sorpresas

Food Service

Soluciones dedicadas a los profesionales de la restauración

Preparación Sencilla y Sin Sorpresas

 

Preparación sencilla:

 

McCain garantiza a los profesionales:

 

Una preparación “a ojo”, de forma práctica y segura.

Para conseguir unas patatas fritas: 

a)       Doradas

b)       Crujientes por fuera y con una textura interna suave

c)       Que mantienen el calor y la crujencia durante más tiempo

    Los tiempos de fritura más rápidos y constantes durante todo el año.

    Se ajusta el proceso entre las diferentes etapas de producción, para garantizar que las patatas fritas se mantengan calientes durante más tiempo.

Un manejo perfecto de los tiempos de preparación del producto durante todo el año :

    Se evitan incidencias que puedan ocasionar problemas en el funcionamiento del restaurante desde la cocina al servicio a las mesas

    Rapidez en la preparación que permitirá servir más raciones en el mismo tiempo

 

Una gestión sin sorpresas en el racionado de las patatas:

 

McCain garantiza a los profesionales:

 

    El máximo rendimiento de peso y volumen ya que nuestras patatas:

a)        Tienen una merma mínima tras la fritura

b)        Se someten a un proceso de eliminación de defecto

c)        Permiten hacer raciones regulares a lo largo de todo el año

    Un coste de aceite y energía mínimo

    Porque gracias a la frecuente renovación de las cuchillas, hacemos que se reduzca el número de incidencias de cortado.

    Gracias al corte limpio y afilado de los extremos, la patata absorbe menos aceite.

    Las patatas no se desmenuzan, por lo que no ensucian el aceite.

    Un proceso de elaboración eficiente en todas sus etapas de secado y fritura asegura un tiempo de preparación de las patatas muy rápido con el consiguiente ahorro de aceite y energía para el restaurante.

 

La explicación sobre cómo conseguimos unas patatas con un gran resultado y rentabilidad para el restaurante: